[ad_1]

Antofagasta se embarca en una emocionante transición hacia un futuro más limpio y sostenible en el transporte público. A partir del sábado 2 de diciembre, la ciudad podrá ver la implementación de su primera flota de buses urbanos 100% eléctricos.

De esta forma, se convierte en la primera región del país en adoptar esta tecnología en Chile, después de la Metropolitana. Esta innovadora iniciativa es liderada por Grupo Cabal en colaboración con Zhong Tong Bus, marcando un hito para la región y el país.

Este proyecto representa un compromiso firme de Grupo Cabal con la innovación y la protección ambiental. La inversión significativa de más de 13 mil millones de pesos no solo simboliza un gran avance en la calidad del aire y la vida urbana, sino que también demuestra la dedicación de la empresa hacia la movilidad sostenible y eficiente en el transporte público.

Los nuevos buses eléctricos están equipados con tecnología de vanguardia, incluyendo Wi-Fi, aire acondicionado, suspensión neumática, acceso universal, puertos USB y sistemas de seguridad avanzados. Estas características aseguran una experiencia de viaje excepcional para los ciudadanos antofagastinos, elevando los estándares de comodidad y conectividad en el transporte público.

El CEO de Grupo Cabal, Tomislav Matijevic, expresó su orgullo al formar parte de este hito para la región de Antofagasta y destacó la visión de sostenibilidad y la innovación que impulsan esta iniciativa. Matijevic enfatizó que Grupo Cabal está comprometido no solo con el presente, sino también con el futuro sostenible de la región y el país.

Se espera que estos modernos autobuses eléctricos, operados por Green Energy Transport, se conviertan en un componente esencial de la movilidad diaria en la ciudad, transportando aproximadamente a 16 mil personas cada día por sus principales vías urbanas. Esta implementación refleja un esfuerzo conjunto con Green Energy Transport, Copec Voltex y VG Mobility, todos trabajando juntos para hacer posible esta transformación en la movilidad urbana.

LAS RUTAS

La introducción de esta flota de 40 autobuses eléctricos abarcará una ruta clave de 20 kilómetros desde Altos de la Chimba hasta el Campus Coloso de la Universidad de Antofagasta, marcando un hito para la movilidad urbana de la ciudad y sirviendo como modelo inspirador para otras regiones del país.

Entre los beneficios más destacados de esta transición al transporte eléctrico se incluye una notable reducción en la contaminación atmosférica y sonora, una disminución en la dependencia de combustibles fósiles y una mejora general en la calidad del aire. Estos vehículos ofrecen una experiencia de viaje más agradable y silenciosa, contribuyendo significativamente a un ambiente urbano más tranquilo y placentero.

Este proyecto no solo representa un avance en sostenibilidad, sino también un impulso hacia el desarrollo de una infraestructura de transporte más moderna y ecológica, estableciendo un ejemplo valioso para otras regiones de Chile en su búsqueda de un futuro más limpio y sostenible en el transporte público.




[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *