[ad_1]

Practicar trombectomías mecánicas en el Hospital Regional de Antofagasta (HRA) es una necesidad urgente, que podría salvar incontables vidas y reducir drásticamente las secuelas que, comúnmente, dejan los accidentes cerebro vasculares (ACV). Dar solución a esta problemática de salud pondría fin a una enorme inequidad territorial que afecta a la macrozona norte del país.

De esta forma podría resumirse la intervención del jefe de neurología del HRA, Agustín Brante, en el reciente congreso que realizó la Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía de Chile (Sonepsyn) en Antofagasta. 

Primeramente, es necesario explicar que un ACV sucede cuando se detiene el flujo de sangre a una parte del cerebro. Esto puedo ocurrir porque un coagulo obstruye el paso (ACV isquémico) o por que parte del cerebro se debilita y se rompe, provocando una hemorragia (ACV hemorrágico). 

Actualmente, en el HRA, un paciente con un ACV isquémico sólo puede ser tratado con la inyección de fármacos que disuelven el coágulo. Limitarse a sólo esta opción, reduce mucho las opciones de mejora de un paciente. Aquí es cuando la trombectomía se presente como la mejor opción. 

La trombectomía consiste en destapar alguna de las arterias principales de la circulación intracraneal, principalmente la arteria carótida interna intracraneana, la arteria cerebral media y, con menor frecuencia, la arteria basilar, que es de circulación posterior. 

En términos simples, el cirujano introduce un delgadísimo filamento por una arteria, llega al cerebro, captura el coágulo con una red y luego lo aspira. Para recorrer el camino, encontrar el coágulo y aspirarlo es necesario utilizar un angiógrafo. 

El angiógrafo es un equipo que emite rayos X que permite observar los vasos sanguíneos. Para lograr esto se usa una sustancia llamada “medio de contraste”, que al inyectarla en un vaso sanguíneo (arteria o vena) permite hacer visible la anatomía vascular y los defectos de ella en una pantalla de alta resolución mediante el procesamiento por un computador.

En la actualidad el HRA cuenta con un angiógrafo, pero está destinado sólo a tratamientos cardiacos y no cerebrales, explicó Brante. Es necesario que exista un equipo exclusivo para atender los ACV y para ello existe el compromiso de las autoridades del Servicio de Salud y del Gobernador Regional, Ricardo Díaz, para adquirir el equipamiento, aseguró el neurólogo. 

Junto con el equipamiento, el HRA también necesitará neurólogos especialistas en angiografía cerebral y la realización de trombectomías. El caso es que el Dr. Agustín Brante ya está cursando esta especialización en el extranjero y está a dos años de concluirla. 

Al respecto el director del Servicio de Salud de Antofagasta, Francisco Grisolia, afirmó que el proyecto de Dr. Brante ha tenido todo el apoyo de su repartición. Primero fue su formación en el extranjero y ahora están en la búsqueda de un segundo médico para formarlo en la subespecialidad. 

Además, afirmó, no sólo han presentado los proyectos para la compra angiógrafos para el HRA, sino que también para la compra de escáneres para las localidades de Tocopilla y Taltal. Estas dos últimas compras, explicó, permitirían crear una red en la región que permitirían diagnosticar y pesquisar rápidamente a los pacientes con accidentes vasculares encefálicos y trasladarlos al hospital de Antofagasta, donde existiría la posibilidad de la trombectomía.

En el citado congreso de Sonepsyn también acudió el diputado por el tercer distrito, Sebastián Videla. Al concluir el evento, el parlamentario concordó con la necesidad de contar con especialistas preparados y de dotar de escáneres a Tocopilla y Taltal, un tema que tendrá presente en sus encuentros con la Subsecretaría de Redes Asistenciales, aseguró. 

También puso una nota de preocupación sobre el desafío de instalar los angiógrafos en las dependencias del Hospital Regional, específicamente por su modelo concesionado, en donde cualquier cambio de infraestructura y la instalación de nuevos equipos pasan por largos trámites.




[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *