[ad_1]

Con cuatro sumarios sanitarios y más de 3 mil juguetes retenidos terminó esta tarde una nueva jornada de fiscalizaciones a la normativa que regula la comercialización de juguetes en Antofagasta.

Así lo informó la seremi de Salud, Jessica Bravo, quien –en el contexto de las tradicionales compras de Navidad- hizo un llamado a la comunidad regional a comprar sólo en el comercio establecido y a revisar las características del etiquetado en cada producto.

“En esta materia, nuestra Unidad de Salud Ambiental desarrolla un programa de fiscalización permanente –el cual también considera capacitaciones a administradores y locatarios de estos negocios-, el cual se desarrolla durante todo el año, con énfasis en los periodos previos a Navidad, Halloween y el Día del Niño”, explicó Bravo.

ATENCIÓN A LOS ROTULADOS
En el marco de la fiscalización desarrollada durante esta mañana en el centro de Antofagasta, la jefa del Departamento de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud, Leonor Castillo, recomendó a la comunidad prestar especial atención al rotulado de los juguetes.
Según consta en el Decreto Supremo 114/2005 “Reglamento sobre Seguridad del Juguete”, “todo juguete que se distribuya, comercialice o transfiera a cualquier título en el país, sean éstos nuevos o usados, deben cumplir con las disposiciones que establece este Reglamento, entre otros el requisito del etiquetado”.

La legislación –explicó Castillo- establece que la información del etiquetado debe ser veraz, describirse y presentarse de forma tal que no induzca a error al consumidor con respecto a la naturaleza y características de los mismos.

“La información de la etiqueta debe expresarse en español, sin perjuicio de presentarse en otros idiomas, y en un tamaño y letra que permitan al consumidor su lectura a simple vista”, dijo.
En concreto, los locales a los cuales se les inició sumario son la Comercializadora H y H Ltda.; Sociedad Importadora Comercializadora Xinchen Ltda.; (Latorre; Comercial Shangping (Baquedano); y Comercial Palgón (Latorre).

INFORMACIÓN
Fanny Zepeda, fiscalizadora de la Unidad de Salud Ambiental de la Seremi de Salud, detalló que la etiqueta debe contener a lo menos la siguiente información: nombre genérico; nombre o razón social y domicilio del productor o responsable de la fabricación o importación del juguete; país de origen del producto; y leyenda o símbolo que explicite la edad del usuario recomendada por el fabricante, y la indicación “advertencia, se debe utilizar bajo la vigilancia de un adulto” (cuando sea necesaria esta supervisión).

En este mismo sentido, explicó que el Código Sanitario establece que aquellos juguetes que, debido a sus funciones, dimensiones, características, propiedades u otros motivos, son claramente inadecuados y podrían resultar peligrosos para niños menores de tres años, deben llevar la siguiente indicación: “advertencia, no apropiado para niños menores de 3 años”.




[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *