[ad_1]

En medio de las obras de mejoramiento en el santuario de Coska, lugar donde un millar de personas asisten a celebrar las fiestas en el mes de diciembre, se realizó una grave denuncia, en la que desconocidos habrían dañado parte del patrimonio local.

Tras su visita fiscalizadora, el alcalde de la comuna de Ollagüe, Humberto Flores Gonzáles, debió informar a la comunidad Quechua que la piedra del elefante, llamado así por la forma similar creada por la abrasión marina, habría sido intervenida por otras personas.

Este es un hecho preocupante, ya que se suma a varios hechos delictuales que se están viviendo en la comuna. Lo ocurrido recientemente es una piedra con forma natural de cabeza de elefante, una pieza icónica para la gente que vivió y que vive en la comuna. Este es un lugar ubicado a pocos kilómetros del santuario de Coska que está a un costado de este camino, lo que es fácilmente visible y donde se pudo observar que desconocidos le pintaron los ojos y también la trompa. Este es un grave hecho y que afecta a este paisaje histórico de esta comuna y que lamentablemente desconocidos provocaron este hecho vandálico”, explicó el concejal Jhean Ramírez, en una reciente sesión del Concejo Municipal de Ollagüe.

Desde el municipio de Ollagüe, llaman a la comunidad a denunciar ante las autoridades pertinentes en caso de divisar personas realizando algún tipo de daño a estas estructuras naturales de Coska.




[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *