[ad_1]

La Fiscalía de Calama formalizó a un sujeto de 31 años, ex funcionario de Carabineros, por los delitos de robo con violencia, receptación, usurpación de funciones y amenazas a carabinero en ejercicio de sus funciones, por hechos registrados la noche del 21 de noviembre en la capital loína.

Según expuso el fiscal Marcelo Bravo en audiencia realizada ante el Juzgado de Garantía de Calama, la citada noche el imputado conducía un vehículo sedán gris acompañado de otros dos individuos, cuando al llegar a la intersección de calles Cerro Jardín con Cobija, detectan la presencia de una camioneta marca Toyota, procediendo a bloquear el paso de la misma.
Rápidamente, los dos acompañantes descienden del sedán e intimidan al conductor de la camioneta, apoderándose de ella y huyendo del lugar con el vehículo sustraído, siendo escoltados en todo momento por el imputado, quien cumplía labores como “punta de lanza”.

Una vez realizada la denuncia, personal de Carabineros y funcionarios de la BIRO de la PDI, coordinados con la Fiscalía de Calama, ubican la camioneta e inician su seguimiento por diversas calles de la ciudad con el objetivo de detener a los autores del robo, acción que no prospera pues el imputado interpone el vehículo que conducía con el fin de retrasar a las unidades policiales.

Al momento de su detención, el imputado señaló ser funcionario de Carabineros, sin embargo, luego se descubrió que estaba dado de baja de la institución. Además, se encontró en su poder una placa institucional con denuncia por robo el año 2016 en Santiago, perteneciente a un funcionario distinto al detenido.

Cabe señalar que, cuando era trasladado a la unidad policial, el imputado habría amenazado a uno de los funcionarios que lo custodiaba.

En primera instancia, la Fiscalía de Calama solicitó la ampliación de su detención por 72 horas, periodo durante el cual la SIP de Carabineros realizó diligencias para acreditar el robo de la camioneta, mientras que la BIRO de PDI trabajó en determinar la participación del imputado en el delito con los movimientos de GPS del vehículo sustraído.

Con todos estos antecedentes, el imputado finalmente fue formalizado por el robo con violencia de la camioneta, la receptación de la placa institucional, usurpación de funciones y amenazas a carabinero en ejercicio de sus funciones.

Por petición del Ministerio Público, el detenido quedó en prisión preventiva por la causal de peligro para seguridad de la sociedad, y se fijó un plazo de investigación de 60 días.

La camioneta sustraída fue ubicada más tarde abandonada en otro sector de Calama.




[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *