[ad_1]

Corría el año 2011 cuando el entonces alcalde Esteban Velásquez lideraba el “gran paro comunal de Calama” en que toda la ciudad paralizó sus actividades y salió a las calles a marchar con el lema “Producimos Cobre, seguimos pobres”. La prensa local incluso relata que Velásquez fue detenido por cerrar carreteras a las mineras con los vecinos de Calama. Esto da cuenta que la exigencia de que la industria minera aporte al desarrollo de los territorios no es un capricho.

Así fue como, en su primer año como diputado en 2018, Esteban Velásquez presentó al congreso un proyecto que establecía el derecho de los territorios a ser compensados por la extracción del mineral, con un pago denominado Royalty Minero.

Velasquez llevó la voz ciudadana al Congreso El proyecto, tras más de 4 años de tramitación, fue apoyado por el Gobierno de Gabriel Boric y, pese a sufrir modificaciones, en mayo de 2023 fue aprobado en el Senado y promulgado en la región de Antofagasta en agosto del mismo año.

Consultado, el legislador sostuvo que “por primera vez en la historia de Chile, entregará recursos frescos a las comunas de todo el país, pero particulamrnete a las regiones mineras que sufren las consecuencias negativas de tener minería de cobre en sus territorios”.

La ley 21.591 de Royalty Minero al cobre ya es una realidad, y lo que deja, en resumidas cuentas, son recursos frescos que por primera vez en la historia de nuestro país, respecto de la industria minera pública y privada, van a quedar en todas las regiones de Chile, en la mayor parte de la comunas que viven del Fondo Común Municipal que tienen pocos ingresos, y fundamentalmente en las comunas mineras. Estas tres fuentes de financiamiento van a dejar importantes recursos, varios millones de dólares, para que las ciudades, los municipios, en conjunto con la comunidad comiencen a definir en qué van a invertir. Para desarrollar las comunas en educación, deportes, cultura, en cada una de las necesidades sociales que los ciudadanos saben”, agregó.

Aspirábamos a más, un 3% del ad valorem fue nuestra propuesta dice sostiene Velásquez, que fue rebajado en negociaciones al 1 %
Igual nos contenta porque como autor de este proyecto, lo fuimos generando y gestionando por varios años en la Cámara de Diputados hasta que en el Senado se vota favorablemente. El Royalty Minero es una realidad y en las comunas mineras particularmente va ir creciendo esta cantidad año a año según los ingresos de las importantes ganacias que van a tener siempre las mineras en nuestro país. Asi que, buenas noticias para iniciar este 2024, pero a usar también de buena manera, con probidad y transparencia estos recursos que esta ley de Royalty Minero les va a dejar a cada una de las regiones mineras particularmente”, concluyó el autor.




[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *