[ad_1]

El alcalde de Antofagasta, Jonathan Velásquez, afirmó este miércoles que no habrá paro de los recolectores de basura de la comuna debido a sueldos impagos, por deudas del municipio con la empresa Demarco S.A.

En concreto se trata de alrededor de 5 mil millones de pesos por conceptos de facturas impagas del municipio a la empresa, que informó a los trabajadores falta de liquidez para pagar sus sueldos durante el viernes 5 de enero. Por ello los trabajadores anunciaron un paro total a partir del 6 de enero.

Durante la mañana de este miércoles se desarrolló una reunión entre la autoridad comunal, representantes del municipio y el sindicato de trabajadores de la recolección de basura, además de dirigentes nacionales de la Federación Nacional de Trabajadores de Empresas de Aseo, Jardines y Rellenos Sanitarios (FENASINAJ).

Allí el municipio comprometió el pago de una factura adeudada a la empresa desde el año pasado, con lo cual la empresa podría tener la liquidez suficiente para pagar las remuneraciones de los trabajadores.

Así lo indicó el alcalde de la comuna, Jonathan Velásquez, durante la última sesión de concejo municipal.

“Nos reunimos con los trabajadores. Conversando con ellos les informamos que el pago de la factura de noviembre se iba a realizar el día de mañana y estamos entregando respaldos que el departamento de administración y finanzas que estábamos realizando esos pagos”, indicó.

Velásquez además afirmó que los dirigentes sindicales se fueron conformes de la reunión.

“Les hicimos saber que la empresa tiene un colchón grande para pagar a los trabajadores, por lo que no pueden justificarse en que si la municipalidad no puede pagar ellos no van a pagar a los funcionarios. Los procesos muchas veces son burocráticos pero son procesos que se tienen que hacer. Aquí no se pueden acelerar los procesos”, indicó.

No se trata de la primera vez que los pagos a los trabajadores no se realiza a tiempo. A finales de 2022 la ciudad también estuvo al borde de una paralización en este servicio crucial, debido a retrasos en los pagos del municipio a la empresa.

Asimismo existen cuestionamientos reiterados a la gran cantidad de tratos directos entre la administración encabezada por Jonathan Velásquez y la empresa Demarco S.A, que superan los 21 mil millones de pesos por los contratos de recolección de basura domiciliaria y el de limpieza de calles de la comuna.

Al respecto la Contraloría emitió un contundente informe donde detecta diversas irregularidades en estos contratos, por lo cual derivó los antecedentes a la fiscalía y al Consejo de defensa del Estado, por el posible mal uso de recursos públicos.

Asimismo está en curso ante la justicia una querella por el eventual delito de fraude al fisco, debido a las mencionadas irregularidades en los contratos de aseo de la comuna.




[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *